“Cuenten con nosotras para la implementación del Acuerdo”: mujeres indígenas Wiwa

En alianza con la MAPP-OEA y la Defensoría del Pueblo de Valledupar nos reunimos con mujeres indígenas del norte de Colombia para un trabajo de pedagogía del Acuerdo de Paz y el enfoque de género. Así fue el encuentro.

En alianza con la MAPP-OEA y la Defensoría del Pueblo de Valledupar nos reunimos con mujeres indígenas del norte de Colombia para un trabajo de pedagogía del Acuerdo de Paz y el enfoque de género. Así fue el encuentro.

El pasado 12 de octubre la Instancia Especial de Mujeres para el Enfoque de Género en la Paz en alianza con MAPP-OEA y la Defensoría del Pueblo de Valledupar se reunieron con mujeres de los municipios PDET de tres departamentos del norte de Colombia, Dibulla, Fonseca, La Paz, San Juan del Cesar (Guajira), Becerril, Valledupar, Pueblo Bello (Cesar), Santa Marta (Magdalena).

Llegamos hasta un resguardo indígena en San Juan del Cesar para adelantar un trabajo de pedagogía de los Acuerdos y del enfoque de género con 40 mujeres indígenas de los tres departamentos. El encuentro contó con el acompañamiento de autoridades indígenas hombres y mujeres quienes contribuyeron con conocimiento y trabajos espirituales de inicio y cierre de las actividades.

Participaron más de 40 mujeres en el diálogo con la Instancia Especial de Mujeres para el Enfoque de Género en la Paz.

Dentro de los principales hallazgos de este diálogo, las mujeres del pueblo Wiwa mencionan que es necesario realizar una mayor difusión de los temas de paz y del Acuerdo en los territorios más apartados del país porque precisamente fue en donde más se recrudeció el conflicto armado en Colombia. “Queremos que cuenten con nosotras para la implementación del Acuerdo, queremos aportar desde lo espiritual sanando los territorios que fueron heridos en la guerra. Queremos que se nos devuelvan esos sitios sagrados. Si no los podemos tener ni curar, ¿de qué paz se habla? La paz empieza sanando y armonizando”.

Las mujeres indígenas de San Juan del Cesar, el segundo municipio con mayor población desplazada en el país, piden que se les tenga en cuenta para la priorización de tierras porque hasta el momento no les han brindado garantías para regresar a sus territorios.  

*Nota del editor: este artículo fue editado el 28 de octubre de 2019 por una imprecisión en el nombre de la comunidad indígena que participó en nuestro encuentro.